regularización de vivienda

Guía de pasos para la regularización de vivienda

Cuando hablamos de la regularización de vivienda, nos referimos al término coloquialmente conocido como; “poner todo en regla”, esto quiere decir, que; regularizar tu vivienda significa que debes de registrar tu vivienda en el Registro Público de la Propiedad.

En este registro, aparecen todos los antecedentes jurídicos y legales de todas las personas que sean propietarios o que hayan participado en algún contrato público, como lo es la compra-venta de una casa.

Sigue leyendo para conocer los pasos para regularizar vivienda.

¿Qué es un título de propiedad?

El título de propiedad es un documento público que se registra ante un notario, dentro de este, se incluyen las declaraciones que se hacen en la compra de la propiedad.

Además de anexarse diferentes datos de los participantes como; el nombre y fecha de nacimiento de las personas que participan y además diversa información de la propiedad, como la ubicación y las medidas del domicilio y diversos documentos.

¿Para qué sirve la regularización de vivienda?

La regularización de vivienda sirve para dar certeza jurídica de la propiedad, esto quiere decir, que nos sirve para poder decir que la casa es nuestra y de esta forma evitar algún conflicto que pudiéramos llegar a tener.

Compré mi casa con una financiera ¿Cómo se regula?

Si compraste tu casa por medio de un financiamiento, es decir, que alguna institución bancaría te otorgo un crédito hipotecario para poder comprar tu casa o si el Infonavit o Fovissste te otorgó un crédito y de esta forma pudiste obtenerla, los documentos para la regularización de vivienda son tramitados por la misma institución que te otorgó el crédito.

La institución realiza los trámites necesarios para poder llevar a cabo la regularización de tu vivienda.

Si buscas tramitar tu crédito de manera particular, deberás de acudir ante un agente inmobiliario, pero cuidado, para que este pueda otorgarte tu avalúo, deberá de estar certificado. La misma inmobiliaria reunirá los documentos necesarios y se concretará una cita para acudir ante un notario público para realizar el trámite de compra-venta.

Voy a comprar mi casa de forma particular ¿Cómo la regularizo?

Para la regularización de vivienda, en caso de adquirir la casa de contado o con un acuerdo entre el vendedor y el comprador.

Como primer paso, debes de acudir ante una notaría o en su defecto contratar a un notario, este les indicará los documentos que necesiten llevar.

Por lo regular los siguientes documentos son los más típicos:

  • Avalúo,
  • Certificado de libertad de gravámenes fiscales,
  • Certificado de gravámenes hipotecarios,
  • Certificados de no adeudos de servicios como lo son el recibo de agua,
  • Predial, entre otros.

En el caso del comprador, también debe anexar un comprobante de ingresos.

Y en caso del vendedor el certificado de propiedad y el contrato de compra venta.

Una vez entregado todos los documentos de la regularización de vivienda que el notario público les indicó, como segundo paso, se fijara una fecha y hora para poder entregar la cantidad de dinero que se acordó por la compra, y firmar los documentos necesarios para poder ser el nuevo propietario.

  Una vez que se firmaran los documentos, y como tercer paso, el notario registrara las firmas en el registro público.  Aquí se registrará en el sistema todos los datos y documentos acerca de la compra venta.

¿Tiene algún costo este trámite para regularizar vivienda?

Todos los trámites que se realizan tienen un costo, el costo es por la gestión, trámites y servicios. Los costos de la regularización de vivienda dependen de la localidad donde vives.

¿Tiene un costo escriturar mi casa?

Las escrituras tienen un valor aproximado entre el 4% al 7% del valor total de la casa, esto quiere decir que si tu casa vale $1,000,000.00 el costo por escriturarla será de $40,000.00 en caso de que sea el 4%. El porcentaje de igual manera depende del lugar donde vives, la ubicación y el bien inmueble.

            Además del pago por escrituración se deben de realizar diferentes pagos:

  • Como los pagos de los honorarios de notario público,
  • El avalúo (que te certifiquen cuánto vale tu casa),
  • El deslinde (que te den certificación del perímetro del terreno).
  • Los certificados de gravámenes, tanto fiscal como hipotecario,
  • El pago de los servicios (como agua) si no se han pagado.
    • De igual forma se debe de pagar un impuesto por traslación de dominio, este impuesto se cobra dependiendo del lugar donde se encuentre la casa que se va a comprar y demás procesos que el notario te notifique.

¿Qué pasa si no regularizo mi propiedad?

Si no registras tu propiedad, en primera, no podrás ser considerado propietario ante la ley, esto quiere decir que ante cualquier problema que se pueda presentar, tú no eres legalmente el dueño de la casa.

Además de no contar con los beneficios de tener un patrimonio que te respalde ante diferentes instituciones para poder realizar ciertos trámites, como lo es, la adquisición de un crédito hipotecario.

            Como pudimos observar, la regularización de vivienda es una tarea prioritaria en cuanto se pretende comprar una casa, lo recomendable es hacer este trámite con instituciones serias y certificadas a través de créditos hipotecarios, así ellos realizaran este trámite.

Sin embargo, si planeas realizarlo por tu cuenta o a través de una inmobiliaria debes de tener mucho cuidado y asegurar que esta se encuentre correctamente constituida, sea segura, legal y sobre todo confiable.

Los pasos para la regularización de vivienda no son complicados, sin embargo, requieren de mucha confianza por parte del notario público y de la inmobiliaria que elijas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba